EN SIMPLE: ¿QUÉ ES EL APV?

EN SIMPLE: ¿QUÉ ES EL APV?

Partamos por lo básico…

El Ahorro Previsional Voluntario (o APV) es un ahorro que se hace por sobre la cotización obligatoria mensual. A diferencia del ahorro obligatorio, el APV lo puedes realizar no solo en tu AFP, sino que también en otra AFP o en bancos, Compañías de Seguros, etc. Es muy importante hacer APV para mejorar tu pensión en el futuro.

¿Se puede retirar el APV antes de pensionarse?

Sí, tus APV los puedes retirar en cualquier momento antes de pensionarte, pero, sin embargo, deberás tener en cuenta que si los retiras antes:

  • Perderás la Bonificación Estatal al Ahorro del 15% (si los hiciste vía letra A).
  • Ó deberás pagar los impuestos a la renta correspondientes, más un % adicional según el monto retirado (de 3% a 7%), si al ahorrarlos, te acogiste a la Rebaja Tributaria (o sea, si los hiciste vía letra B).

 

¿Qué son la Bonificación Estatal al Ahorro del 15% o la Rebaja Tributaria?

El APV tiene importantes Beneficios Estatales que lo hacen una de las formas de ahorrar más rentables que existen:

Bonificación Estatal al Ahorro del 15% (o ahorro vía letra A): bajo el cual, a la hora de pensionarte, el Estado te regala un 15% de tu monto total ahorrado en APV. Eso hace que esta forma de ahorrar sea muy rentable, porque además de ganar los intereses del fondo en que inviertes tu ahorro voluntario o APV, obtienes un 15% adicional debido al premio estatal.

Por ejemplo, si de tu ingreso líquido (el que recibes para tu bolsillo) haces un ahorro voluntario mensual (o sea, uno además del ahorro obligatorio) de $20.000, juntarás al año $240.000. En este caso, el Estado premiará ese ahorro con un 15%. Es decir, con $36.000.

¿Cómo funciona? La administradora (AFP, banco u otro) donde tienes invertidos tus ahorros voluntarios, solicitará al SII el premio (o bonificación) del 15%, el que entrará a tu cuenta en abril del año siguiente.

Esta bonificación tiene dos topes (dos máximos):
(a) 6 UTM anuales.
(b) La suma equivalente a tus últimas 10 cotizaciones obligatorias en un año calendario.

Es el tope más bajo el que aplica.

¡Atento! Esta modalidad le conviene a toda persona a la que se le aplica una tasa marginal de impuestos menor al 15% y cuyo monto mensual de ahorro no supera las 3,34 UTM.

¿Qué es la tasa marginal?
Es la tasa de impuestos a la renta que se aplica a cada persona según su ingreso. A mayor nivel de ingreso, se aplica una tasa marginal más alta.

Rebaja de la Base Tributaria (o ahorro vía letra B): el segundo tipo de beneficio es el poder rebajar el APV de tus impuestos. Todos los años nosotros pagamos un impuesto a la renta, el que retiene mensualmente tu empleador y cuyo monto depende de tu ingreso. Pues bien, no pagarás impuesto por el dinero que inviertas haciendo un APV vía letra B, hasta un máximo de 50 UF mensuales (600 UF anuales).

Por ejemplo, si haces un APV mensual de $200.000, parte de ese APV será financiado por un menor pago de impuestos. Si estás dispuesto a sacrificar ese monto de ingreso para ahorrar, podrías ahorrar como APV más que $200.000, ya que parte de ese ahorro, será el menor pago de impuestos.

¿Cuál será ese menor pago?

Dependerá de la tasa marginal de impuestos a la que estés afecto. Si te corresponde una tasa marginal de impuestos del 23% y haces un APV de $200.000, éste te costará de tu bolsillo solo $154.000. Los $46.000 de diferencia, es decir el 23% del APV que realizaste, será un beneficio que te da el Estado, al permitirte rebajar ese monto de tus impuestos.

Es importante mencionar que esta rebaja la puedes realizar mes a mes o de una sola vez. Por ejemplo, si recibes un bono a final de año, puedes hacer un APV de hasta 600 UF, en cuyo caso te devolverán los impuestos en abril próximo.